Septiembre

Siempre he pensado que septiembre es el mes más especial de todo el año, un triángulo de las Bermudas colocado en mitad de los calendarios donde todo comienza y termina. En realidad, si lo quieres ver de una forma un poco más prosaica, septiembre es un momento en el tiempo a medio camino entre los buenos propósitos y los coleccionables por fascículos, donde nosotros, pobres inconscientes, volvemos a retomar las riendas de nuestras vidas en la medida en la que nos lo permiten, después de haber pasado treinta días (en el mejor de los casos) creyéndonos algo que no somos ni de lejos. Sin embargo, yo sigo prefiriendo creer en septiembres como catapultas, de esos que te pueden lanzar sin que puedas hacer mucho por evitarlo para colocarte en lugares en los que, tal vez, nunca imaginabas que ibas a caer.

Digo esto porque, en mi caso, septiembre siempre ha estado disfrazado de varita mágica. Me ha regalado cosas buenas y otras que lo han sido menos. Septiembre me convirtió de niño en hermano mayor. Luego, con el tiempo, me ha dado un sitio donde vivir y me ha sacado de trabajos absurdos para colocarme en otros que, mirados ahora desde la distancia, eran absurdos también. Pero septiembre también me ha quitado cosas; me ha arrebatado ilusiones y personas a las que quería y aún hoy sigo queriendo. De estudiante, por ejemplo, me quitaba horas de sueño que malgastaba subrayando de mala manera los apuntes que tenía que haberme leído en agosto. Incluso en lo gastronómico, septiembre me ha robado las ganas de comer, habida cuenta de las lorzas veraniegas.

Este septiembre de 2010 que acaba de empezar me ha dado, por el momento, un par de pistas de la que se nos viene encima. Por un lado, un camino nuevo, lleno de dudas pero también de grandes esperanzas. Por otro, la certeza de que, por muy mal dadas que vengan, estaré preparado para ser el mejor padre que mi hijo pueda tener. Nacerá en abril. Ya os iré contando.

Anuncios

Una respuesta

  1. Un mes de Septiembre que será bueno para todos, te lo deseamos todos los que te queremos.
    “Para el mejor hijo que un padre puede tener”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: